El día que acabó la crisis ….

Concha Caballero, representante de la izquierda comunista pero ya por libre, expone su visión de la crisis. Aunque no concordemos con sus análisis, es preciso leerla: “Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.

BDiU0eRCQAAZxDP.jpg large

Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.

Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, entonces la crisis habrá terminado.

Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, entonces se habrá acabado la crisis.

1361357756-fe5b98e3933ba2a397845fad54207957

Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, entonces nos anunciarán que la crisis ha terminado.

Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.

Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.

734493280

De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.

LES DEJO UN TEMA MUSICAL COMO SIEMPRE, ESPERO LES GUSTE http://chipudemusica.blogspot.com.es/2013/02/ray-charles-elton-john-sorry-seems-to.html

Anuncios

LOS TRAFICANTES DE ARMAS Y LA POSICION DE ESPAÑA

Como es sabido España es uno de los mayores traficantes (perdón, quería decir vendedores) de armas del mundo. En los últimos años ha consolidado esta posición de honor en este asqueroso ranking.

Tan sólo el pasado año vendió armamento por valor de 2400 millones de euros, doblando de esta manera el global de ventas de 2010 y aupando al Estado Español a la séptima posición mundial. Este espectacular incremento en los beneficios del negocio de la muerte se debe a varios factores:

Por un lado, tenemos el afinado sentido del negocio de la clase política de este país que no ha dejado pasar la oportunidad de las diferentes revueltas tanto en los países árabes como en Europa para aumentar el negocio pasándose toda legalidad vigente que prohíbe la venta de armas a países en conflicto (en el caso español esto no es ninguna novedad)Por otra parte, está el increíble apoyo económico que recibe la industria de la muerte en España por parte de la banca (ese mismo sistema al que el pueblo tenemos que rescatar y que, entre otras cosas, invierte nuestro dinero en muerte). Nada nos sorprende de esta gentuza que ya hace muchísimo tiempo que descubrieron que el mayor negocio está en el sufrimiento de los seres humanos y vemos como día tras día aplican esta máxima en todo el espectro de la sociedad. Roban y estafan a cientos de miles de personas con ese gran timo llamado participaciones preferentes, echan a la calle a cientos de miles de personas privándoles de sus hogares amparados por las fuerzas represores policiales y judiciales, financian a transnacionales que explotan sin piedad los recursos del planeta y a millones de niños por todo el mundo, sustentan guerras y pobreza inyectando dinero en la compra venta de armamento y lavando el dinero proveniente de este tráfico, así como de cualquier tipo de negocio que supone la degradación y la explotación del ser humano (comercio de personas, drogas,…)

Finalmente, tenemos el inestimable apoyo del Gobierno Español que durante la última década ha “prestado” (lo pongo entrecomillado porque ya sabemos todos como son estos créditos: les damos el dinero y no hace falta que nos lo devuelvan, ya si eso luego nos dan un cargo en la empresa y listo) más de 14.000 millones de euros para facilitar estas ventas y abrir nuevas oportunidades de negocio. No hace falta decir que da igual el partido que esté en el Gobierno para que este tipo de políticas se hayan llevado adelante. Dentro de esta línea de apoyo a la industria de la muerte el Estado ha dado un paso más con el Real Decreto 19/2012.
Este decreto describe las medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios y, entre otras desagradables sorpresas, oficializa un nuevo mecanismo de apoyo a la venta de armamento. Al parecer, la labor llevada a cabo hasta la fecha por el Gobierno español no era suficiente (traspasando información y dinero a las empresas del sector, facilitando consultoría y negociaciones a través de la Isdefe y garantizando la total opacidad de las operaciones clasificando como secretos de estado las actas de la JIMDU) y a partir de ahora será el propio Ministerio de la Guerra (de Defensa según la versión oficial) el que podrá firmar los contratos de venta de armas. De esta forma, el Estado español (es decir, todas las personas que vivimos aquí) será el garante de las operaciones de venta de instrumentos de muerte y el que responderá en caso de incumplimiento de esos contratos. No es de extrañar esta nueva medida de apoyo a la industria armamentística teniendo en cuenta el personaje que tenemos como ministro de defensa.

Frente a las políticas de austeridad impuestas a la ciudadanía, vemos como una vez más, los sectores considerados como fundamentales para el Estado se ven beneficiados por las políticas benevolentes y paternalistas del Gobierno. En este caso, blindamos la industria de la muerte a pesar de saber que con ello sólo beneficiamos a unos cuantos inversionistas y, por el contrario, condenamos a miles de personas a la miseria, la humillación y la muerte. Eso sí con armas made in Spain.

COMO SIEMPRE LES DEJO UN TEMA MUSICAL…..neil-young-and-crazy-horse-tom-dula.html

EL REY POR LOS SUELOS

No seré yo quien se ensañe con el Rey o la Casa Real. Aunque tenga todos los motivos del mundo para hacerlo. Lo siento por esa familia; porque aunque se eche a la calle la monarquía, no debería sentirlo porque son ricos, están bien colocados y tienen garantizado su futuro para varias generaciones (en España o fuera de ella). Siento de verdad lo que estarán pasando puertas a dentro. Perder una corona no ocurre todos los días. El cabeza de esa familia tiene mucha responsabilidad y parece que no ha estado a la altura. Si no acierta en defender los intereses de su familia manteniendo la corona, ¿cómo vamos a esperar que defienda los intereses de los españoles? ¿O es que está ahí para defender otros intereses?
Pero no me negaran que a los ciudadanos de a pié, los que pagamos para que “los otros” sigan chupando del bote, esto nos ha venido muy bien. Podíamos disculparle que se rompiera una pierna esquiando o navegando; que tuviera “buenas amigas” por ahí; podíamos disculparle que intentara ser dicharachero sin serlo; incluso que le saliera un yerno y una hija díscolos y se volvieran corruptos, sólo porque se lavó las manos en 2006 diciéndoles que se “salía” del asunto; pero lo que si que no deberíamos perdonar es que en sus moralizantes mensajes de Navidad nos dijera lo que debíamos hacer y que luego él hiciera lo contrario, por mucho rey que sea, y menos con los tiempos que corren, matando elefantes. El Rey no sólo tiene que serlo, sino parecerlo. Y la verdad es que hay veces que no parece mucho Rey; a pesar de toda la propaganda mediática colaboracionista (incluidas películas que su buen dinero habrán costado) para darnos una imagen que probablemente poco tenga que ver con la realidad. Algún día puede que nos enteremos de lo que ha pasado y está pasando realmente y entonces alucinaremos; pero no lo haremos demasiado porque habrá transcurrido el tiempo y ese factor es clave en cualquier asunto; y ellos lo saben.

Una persona con responsabilidades públicas tiene derecho a una vida privada, si es posible, aunque a más altura, más difícil lo tiene. Y si tal como están las cosas debía olvidarse de la ilusión de su vida de matar elefantes, pues tendría que haberlo hecho, y si no pues ahora debería cargar con las consecuencias.

Y que no me vengan con aquello de que el Rey, como el Papa, es infalible, intocable y no sé cuantas cosas más. Los ciudadanos hemos respetado la Constitución y la monarquía, pero ahora (y puede que antes también) es la monarquía la que quizás no haya respetado a los ciudadanos.

Me parece muy bien que se haya llegado donde estamos. A partir de ahí deberíamos ser los ciudadanos los que consideráramos si un Sistema monárquico es lo que necesitamos, o definitivamente nos dejamos de anacronismos conservadores y pasamos ya de una vez por todas a nuestro “estado natural” el de la República, el que no debíamos haber dejado al poco de nacer la Segunda, y que fue asesinada ante la más absoluta iniquidad, sin ningún tipo de juicio posterior.La mejor forma de “olvidar” las injusticias del pasado, a pesar de las ridículas leyes de “Memoria histórica” promulgadas, es cambiar la Constitución adecuándola a los tiempos actuales (no sólo quitando la monarquía), y pasando definitivamente a la 3ª República. De momento, quizás convenga su abdicación inmediata a favor del Príncipe y a verlas venir. El Rey debería jubilarse ya, que ha trabajado mucho en esta vida y debe estar muy cansado.
Si con lo que se ha reflejado en este artículo se ha infringido la ley, pues entonces… habría que cambiar la ley.

COMO SIEMPRE LES DEJO UNA GRAN CANCION lana-del-rey-video-games-misteriosa_26.html