El síndrome de Diógenes de Sinope

Dimitan o no, por desgracia el daño ya está hecho (el causado por su decisión de comprar esa casa y el causado por la llamada caverna mediática), y es irreversible. Podemos lo va a pagar muy  caro en votos, en percepción pública, etc. Muchos, tanto compañeros de partido como adversarios políticos, ya se están frotando las manos. Ni una pizca de autocrítica, y encima lanzan una especie de ultimátum a los inscritos: “o nos refrendan o nos vamos”. Consultar a la militancia puede parecer un acto de humildad y honestidad sin precedentes en la política de este país, pero bien mirado en realidad también esconde una gran dosis de arrogancia y tacticismo (“si tan mal les parece lo de la casa, a ver si tienen güevos para echarnos”, parecen estar diciendo). Un asunto, todo él, se mire como se mire y desde donde se mire, muy lamentable.

En política se puede ser coherente, como Pepe Múgica, por ejemplo, o no serlo. Pero si se lidera un proyecto de sociedad opuesto a los valores del consumismo y el edonismo individualista, en aras de anteponer valores de justicia social, por mucho que se tenga el derecho y los medios para ello, no es coherente en la vida privada actuar justo según esos valores del consumismo y el edonismo individualista que se supone que en público combates. Para poner un símil: si la esclavitud fuese legal, en este caso el problema no sería que uno tuviese esclavos, sino que encabezase un movimiento social antiesclavista. No es un problema de dinero, derecho a, voto de pobreza, etc. Es una cuestión de coherencia entre la ética en que uno vive y la ética que uno promueve en público. Lo triste es que el caso de Pepe sea el que llame la atención por se excepcional.

1457518123_772399_1457597933_noticia_fotograma

Con el tema del «casoplón»’la derechona dio con el modo de debilitar a Podemos. Obviamente, cuando un partido político o estructura humana amenaza al establishment y a sus élites extractivas, como hace Podemos, hay que esperar una lucha a muerte. Pero Podemos es una criatura social, una idea. Como organización existe en el plano ideologico y social. En ese plano el establisment lo tiene difícil contra Podemos, porque se denuncia lo obvio y si acaso se puede disentir de las propuestas. Peeeeero,…fuera de ese plano, quienes realmente existen y viven son sus miembros electos, los militantes y, más alla los votantes de Podemos. Bien, pues es en las contradicciones de los lideres donde encuentran munición. La encuentran en las contradicciones entre lo que se dice y hace. En las luchas de las facciones intra-Podemos. Es alli que el poder establecido busca munición. «Todo lo que dijeras o hicieras, podrá ser usado contra ti». Como seres humanos existentes hay que asumir que erramos, que a veces hablamos de más y otras de menos.

Resumiendo:

1º- Confundir izquierda con ascetismo es una falacia y una estrategia que la derecha ha usado tradicionalmente para hacer daño.

2º- El problema es que Podemos ha utilizado esa estrategia desde sus comienzos. ¿Por qué? Podemos es una campaña de rebranding de la izquierda española, con la intención de vender (electoralmente) más.

3º- Politólogos que se dieron cuenta que es más efectista vender su proyecto con ideas sencillas y emocionales que explicar las causas macroestructurales de la desigualdad o la teoría de la reproducción cultural de Bourdieu.

4º- Tengan en cuenta aquello muchos decian al principio del 15M:  “No somos ni de izquierdas ni de derechas, somos los de abajo y venimos a por los de arriba“. Los de abajo, la clase trabajadora de toda la vida.

5º- – Y así llega el día en el que te ves diciéndole a Ana Rosa la estupidez de que prefieres vivir en un piso viejo de Vallecas que en un chalet, y cuando tus circunstancias vitales te llevan a hacer lo que haría cualquiera, quedas como el culo innecesariamente al  descubierto.

 

 

 

 

Anuncios