La derecha se apodera de Europa

Europa está mostrando su debilidad, a punto de entrar en una de las crisis económicas más fuerte de las últimas décadas. No le queda otra opción que volver a confiar en la capacidad del motor económico de EE.UU. para remontar los obstáculos que se le avecinan. Algunas economías europeas no sólo no crecerán este año sino que podrían entrar en una desaceleración económica. Los factores que conducen a esta situación no están muy claros. Hay quien dice que es la “relajación fiscal” un factor determinante, ya que la bajada de impuestos por parte de gobiernos electoralistas, cuando no se encuentran los ingresos en posibilidad de soportarlos, genera déficit continuos.
Las razones son siempre un cúmulo de factores, pero primordialmente es el mismo sistema quien las genera, ya que las crisis cíclicas son habituales en los sistemas dónde el concepto liberal del mercado está presente. Europa es un continente viejo, lleno de historia ancestral, pero siempre dividido, causa final del porque tiene que depender del gigante económico, ahora muy débil económicamente también, para seguir subsistiendo sus economías. Europa debería ser fuerte, modelo además de sociedad moderna, porque ha demostrado ser mucho más sensata en multitud de decisiones internacionales, en referencia a derechos humanos, a planes de globalización y a concepto estructural de la sociedad. Europa es una hermana mayor en el sentido ideológico-espiritual y es una hermana menor en el sentido de racionalizar la economía y de preparar su acceso y permanencia en el futuro.
La derecha ha avanzado en toda Europa. Dinamarca, Portugal, Francia, Austria, España… han visto como iba asentándose la derecha y tomando fuerza, lo cual me recuerda de nuevo la sentencia de uno de mis antiguos profesores universitarios, el cual, en 1983, ya preconizaba la vuelta del fascismo a Europa y el fenómeno del fundamentalismo islámico como prioritario en el siglo XXI. El triunfo de la derecha proviene del miedo de la sociedad y su adquisición de poder significa el desarrollo de sus tradicionales redes sociales en torno a la manipulación de personas y medios, con el fin de asentar su hegemonía. La derecha representaba tradicionalmente a Dios, al orden, al conservadurismo, a la permanencia de las clases y privilegios y al gobierno a espaldas de los ciudadanos. La complejidad de nuestro mundo moderno conduce a las poblaciones al temor de los avatares de una historia que no quieren repetir. Prefieren la derecha con privación de derechos y mayor pobreza que una izquierda revolucionaria, que promueva situaciones sociales tensas. Gran responsabilidad está en la indefinición de la izquierda, en la defensa que ésta hace de situaciones que asustan bastante al ciudadano corriente, como la defensa de toda la inmigración que llega a Europa, la aceptación de modelos de sociedad demasiado liberales, para los que aún no se encuentran totalmente preparados.

Al ciudadano corriente la derecha le resulta demasiado conservadora, pero la izquierda le resulta demasiado liberal y desconocida. Gran responsabilidad la tienen los líderes de izquierda que han estado en el medio social y cuya función de trasmisión ideológica no han cumplido debidamente. A la vez hay otro fenómeno que no funciona debidamente en este momento, que sin embargo ha hecho un enorme papel transformador en otros momentos históricos, se trata de la concienciación de los jóvenes. Ciertamente, la generación joven se ha educado en unos esquemas de pensamiento que desconocen las teorías políticas en su mayoría, consideran las doctrinas socialistas algo histórico y extinguido. Carecen de interés político, conciben un mundo neutro y no tienen espíritu revolucionario. Obviamente, es una opinión generalizada, ya que los grupos minoritarios siempre existen. Este adormecimiento de las generaciones jóvenes manifiesta la incapacidad de recambio en las generaciones de la izquierda europea, la cual no ha cumplido tampoco muy bien su papel en los momentos de poder, ni como modelo alternativo a la derecha.
La consecuencia es la aparición de la derecha en Europa, que aparece con todas las características de su ideología tradicional y que, en un tiempo relativamente corto, puede llevar Europa a ser una filial norteamericana.

Les dejo un tema musical joe-cocker.html

Anuncios

Un comentario en “La derecha se apodera de Europa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s