La Gomera,Incendios subterráneos, un peligro bajo nuestros pies

Los incendios subterráneos suponen hoy por hoy un peligro evidente que afecta de forma catastrófica nuestro ecosistema. No obstante, no suele ser un tema retratado por los medios, al parecer el que el 3% de las emisiones del CO2 de nuestro planeta venga de éstos, no es una gran noticia o carece de relevancia informativa. Miles de zonas son afectadas en todo el planeta, como Centralia, un municipio de Columbia que arde desde 1962.
Lo creamos o no, existen más de 1000 incendios que afectan al subsuelo de nuestro planeta ahora mismo, en este preciso instante. Estos incendios han estado activos desde hace años, muchísimos años, y posiblemente sigan ardiendo hasta que el combustible subterráneo que los alimenta se agote por completo, encuentren por casualidad una gran masa de agua subterránea o el hombre pueda controlarlos (lo cual resulta extremadamente caro). Además de constituir un peligro por la gran cantidad de gases que se desprenden de los mismos, monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de azufre y metano entre otros, es un duro golpe al ecosistema de miles de zonas, que ven su terreno totalmente modificado y millones de especies vegetales y animales arrasadas.

Quizá uno de los casos más llamativos, debido a que en su momento hubo cierto eco en los medios de comunicación de EEUU, es el caso de Centralia, un pequeño municipio del condado de Columbia, Pennsylvania. Un lugar que en 1981 contaba con 1000 habitantes y que se ha ido reduciendo hasta quedar no más de una docena de ellos.

Cuando llegamos a la carretera 61 que nos conduce a la población, nos encontramos con un sugerente cartel de advertencia “Incendio en mina subterránea. Adentrarse en esta área puede ocasionar graves daños o la muerte. Gases peligrosos, peligro de hundimiento”. Grandes grietas cruzan la carretera, que fue definitivamente cerrada a mediado de los 90. Surcos humeantes que muestran un paisaje desolado, más propio de una película que de un lugar real. Quizá por este motivo la película Silent Hill se inspiró en esta ardiente localidad.

En 1979, el dueño de una gasolinera de la zona, introdujo una vara de hierro para medir el nivel de combustible de los tanques. El hombre quedó perplejo ante el calor que desprendía el objeto una vez fue extraído, y al medir la temperatura comprobó que sus 80° C no eran muy normales. Fue ahí cuando descubrieron que el subsuelo del pueblo estaba inmerso en un incendio silencioso, que avanzaba lentamente por todo el municipio.

Nadie sabe como comenzó realmente, no obstante, todo apunta a que fue en 1962 en el vertedero situado a las afueras del pueblo. Durante ese año, el ayuntamiento contrató un servicio de quema de basura para limpiar el recinto. Al parecer, el fuego penetró por un agujero accediendo a una vieja mina de la zona y prendiendo finalmente el carbón de la misma. Como es de esperar, casi 20 años después el incendio ya estaba bastante arraigado, no obstante, muchos trabajadores locales se ofrecieron a extinguirlo, asegurando que si se hacía de forma rápida aún se podía controlar. A pesar de que el presupuesto que ofertaban no era muy elevado, los impedimentos burocráticos que envolvían el asunto estatal impidieron realizar un trabajo inmediato, por tanto el fuego terminó por extenderse aún más. Esto unido a la posterior gestión, totalmente desorganizada, del departamento de Medio Ambiente terminó por crear una situación incontrolable cuyo coste se elevaba de manera desorbitada a casi 700 millones de dólares. Muchos fueron los intentos, al parecer bastante torpes e ineficaces, por parte del ayuntamiento y posteriormente del estado.
En 1980 la situación en los hogares era extremadamente peligrosa, los gases empezaban a entrar en las casas y las grandes temperaturas creaban un auténtico infierno en los sótanos y primeras plantas. Hubieron tímidos desalojos en la zona pero la mayoría de las familias permanecían en sus hogares con la esperanza de que la situación se solucionara. Un accidente ese mismo año puso en alerta a todo el mundo. Un niño de 12 años fue tragado literalmente por la tierra, bajo sus pies se abrió una zanja de 1 metro de diámetro y 46 de profundidad. Aunque el niño salió ileso, ya que con mucha suerte pudo agarrarse a unas raíces y permanecer ahí hasta que fue rescatado por su primo, fue algo que finalmente hizo un gran ruido en la población. El gobernador planteó un plan de desalojo del pueblo, el Congreso de los EEUU aportó el dinero necesario para comprar los edificios y reubicar a las familias. No obstante, muchos fueron los vecinos que decidieron quedarse, ellos creían que la ineficiencia del gobierno ante el problema tenía intereses ocultos en el terreno y los materiales del subsuelo. Sabían que este tipo de incendios eran frecuentes en la zona, ya habían sido apagados otros en localidades vecinas y no entendían el por qué estaba resultando tan lenta la actuación en su localidad.Actualmente la población se reduce a una docena de los antiguos vecinos. Se puede comprobar surcos por toda la ciudad, chimeneas subterráneas que muestran columnas de humo, grietas en la superficie de los alrededores. El fuego se encuentra a 1600 metros bajo de la superficie, no existe ningún actual para extinguirlo, consume una veta de unos 13 Kilómetros de extensión y el carbón que contiene será un combustible que durará unos 250 años más.

El caso de Centralia solo es uno de tantos. En China de 10 a 200 millones de toneladas de carbón arden anualmente en más de 100 áreas de incendios subterráneos. Podemos encontrar también en Australia, Canadá o Alemania entre otros. Incluso España sufrió uno de estos incendios en 2009, en Ciudad Real, en el Parque Nacional de Tablas de Daimiel, incendio que fue controlado en 2010 y por ultimo tenemos un incendio subterraneo en la isla de la gomera.

Sin duda alguna este tipo de catástrofes resultan bastante nocivas para nuestro planeta, no obstante tampoco hay que culpar al hombre, no todos los males de este planeta tienen que ver con nuestras actuaciones, muchas veces estos incendios son provocados de forma natural. Lo que sí es cierto es que quizá sea trabajo del hombre intentar buscar una solución a esta fuente de emisión de gases que todos los años produce el 3% de las emisiones de CO2 de nuestro planeta.

Como siempre les dejo un tema musical….arctic-monkeys-piledriver-waltz-artic.html

Anuncios

3 comentarios en “La Gomera,Incendios subterráneos, un peligro bajo nuestros pies

  1. Que en quince días el 20% de un patrimonio milenario único, como es el Garajonay se

    haya perdido, nos tiene que hacer recapacitar si se está realizando una correcta gestión de

    nuestro territorio por los responsables, fundamentalmente, políticos.

    Saludos.

  2. Si no somos capaces de gestionar de forma rápida y, sobre todo, eficiente un incendio tan grave como el que ha sufrido (y sigue haciéndolo) la Gomera, como para hacerlo con aquello que no se ve.

    Es una pena la manera en que tratamos al medio ambiente. Y también lo poquito que sabemos sobre él.

    Saludos.

  3. Por que crear alarmismo con este documento???, el subsuelo americano es inmenso y dio la casualidad que había una veta de 13 km de carbón, en la Gomera no existe nada semejante, deja ya de alarmar anda!, y gasta energias en protestar por la bazofia de politicuchos que tenemos que ni se dignan a ver el desatre ocurrido en la Gomera, CULPA DE ELLOS, tirandose los trastos hasta el ultimo dia de manera vergonzosa, quitando hasta de la web del Gobierno el parte de la bajada a nivel 1 del dia 8, nos toman por imbeciles, 1 hidroavión de ultima generacion cuesta 1 millon de euros, los daños de la gomera van por 71!!!!, impresentables!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s